martes, 20 de marzo de 2007

cuidados en mi embarazo

Querría contarles mi experiencia estética durante el embarazo de mi hija. Fue una de las etapas mas hermosas de mi vida, yo me sentía el centro del mundo y la mujer más hermosa de la tierra, pero ya tenía 46 años así que no quería descuidar detalles por si acaso. Y realmente fue divertido.
Paso a contar: en los primeros dos meses de mi embarazo engordé 4 kgs para terror de mi ginecólogo que me rezongaba cada vez que iba a control. Lo que me ayudó, aunque parezca mentira ,fue que me apareció diabetes gestacional, lo que me obligó a seguir una dieta indicada por nutricionista y a controlar la diebetes con un diabetólogo. Conclusión: engordé solo 11 kgs en todo el embarazo. Al final del embarazo, la panza crecía pero yo adelgazaba. A los 2 meses de nacer mi hija ya estaba en mi peso normal, 56 kgs. Por supuesto que apenas nació seguí con la dieta indicada por la nutricionista, tomaba las pastillas de pomelo de Natural Life y a los 10 días de nacer caminaba 1 hora por día con ella en el cochecito (nació en octubre, gran ventaja). Además, al mes empecé a hacer tratamiento en un instituto: endermología, mesoterapia.
Y ahora les cuento lo que hice para mi piel durante el embarazo: yo tengo la piel y el cabello regrasos, pero durante el embarazo se secaron y ambos quedaron, si bien no secos, normales. Tuve que comprar productos para piel normal y champúes humectantes. Pasé de lavarme el pelo un día por medio a lavármelo cada 3 o 4 días. No me salieron mas granitos en la piel. Realmente estaba bárbara y radiante. Pero nació mi hija y a la semana volví a mi pelo y piel grasas (cosa que me alegra pues demoran mas en mostrar signos de envejecimiento) y, por tanto, a mis productos de cuidado habituales.
En cuanto al cuerpo: creí que para siempre iba a quedar con las piernas, la cintura y la cola anchas tamaño "king size", pero no fue así. Me pareció que me aumentaba la celulitis, se me veían todas las venitas y que me iba a llenar de estrías. Pero tampoco fue, un poco por lo que les conté antes de la dieta, otro poco debe haber alguna ventaja genética de parte de mis papis y otra que cuidaba la piel de mi cuerpo con todo lo que aparecía ante mis ojos. Y paso a relatar: en la panza, la cual se me estiró hasta límites inimaginables, me ponía cremas específicas para estrías o Lubremol o Dermaglós con 600000 unidades de vitamina A. Esto, al principio, era una vez por día, luego pasó a ser 2, y al 7º mes pasó a 3 veces por día. Y muchas veces, luego de bañarme ( ya relatado en la entrada “Piel seca”), me ponía aceite en todo el cuerpo, apenas secaba con toalla tocando, no refregando, y encima me ponía la crema.
Les cuento que, para disimular todos los problemas que me veía en la piel, cada 3 días me ponía en al cuerpo una crema humectante para cuerpo mezclada con autobronceador. Con esto lograba en invierno un color suave que disimulaba los problemillas.
Las dejo y espero que alguna comparta con todas qué hizo durante su/s embarazo/s para estar y sentirse bien.

3 comentarios:

celulitis dijo...

La aparición de estrias en las mujeres embarazadas ocurre por un exceso de nutrientes y por la falta de hidratación, sumado al estiramiento de la piel. Las zonas más afectadas son los pechos, el abdomen y los glúteos. La prevención en esta etapa es fundamental, por eso el incapié que se le hace a todas las embarazadas de utilizar durante el embarazo abundante crema hidratante y nutritiva, ya que una vez que han aparecido las estrias producto del embarazo se pueden disimular pero no se consiguen eliminar totalmente.

Anónimo dijo...

Y que se puede usar para disimularlas luego de tenerlas?gracias por los consejos!!

Gabriela dijo...

Hola! Una receta de bajo costo es ponerte o bien autobronceador o crema mezclada con autobronceador en la zona.
Y una mas cara es ir a una clínica (Avril, Privilege) donde te aplican técnicas combinadas: por ejemplo, carboxiterapia y Mesoterapia, Luz Fluorescente, etc, Creo que son varias sesiones y no deben ser baratas pero no perdes nada averiguando.
Beso!